Seleccionar página

¿Qué se te pasa por la mente al mencionar Dinamarca? o específicamente Copenhague. Más allá de su atractivo turístico, su famosa Sirenita y Legoland, la ciudad de la bicicletas forma parte del país más feliz del mundo ¡descubrámoslo!

La vida en Dinamarca

Dinamarca es considerado el país más feliz del mundo, no porque sus ciudadanos esten sonrientes todo el día, sino por estudios realizados por la ONU donde se calculó con indicadores socioeconómicos (relaciones familiares, seguridad laboral, acceso a la atención sanitaria, servicios sociales y factores políticos) el nivel de felicidad de distintos países del mundo.

Economía

Dinamarca es uno de los países más costosos de Europa, sin embargo esto no afecta a su estatus de felicidad: destina cerca del 1,5% de su PIB a impulsar la política laboral activa con diferentes sistema de formación para mejorar la entrada laboral de los jóvenes y poseer una de las tasas de paro juvenil más bajas de Europa.

Es uno de los pocos países de la Unión Europea que no tiene el euro como moneda, a pesar que su moneda local es la corona danesa la mayoría de los comercios reciben euros y para extranjeros permiten pasar tarjeta de débito para realizar cualquier pago (ya el banco realizará la conversión de moneda al efectuar el pago)

Que los daneses paguen en torno al 40% de sus ingresos en concepto de impuesto hace que posean más beneficios sociales que la mayoría de países:

El Gobierno danés asigna una mensualidad a los universitarios.

-Los bebés tienen una paga de 300 euros hasta que cumplen 2 años.

-Las madres disfrutan de doce meses de baja maternal con sueldo, que pueden repartir con su pareja. Además, una enfermera viene casa al principio para ayudarles con el bebé.

-El 90% de los trámites administrativos se hacen online.

Transporte en Dinamarca

Aproximadamente un 50% de la población utiliza la forma más rápida y ecológica para trasladarse: la bicicleta, tanto para pasear como para ir a trabajar. Incluso, las calles tienen vías especiales para carros, bicicletas y peatones, por ello no nos sorprende ver los grandes parking con docenas de ellas aparcadas.

También puede alardear de poseer el mejor metro del mundo, inaugurado en 2002 cuenta con sólo dos líneas y 17 estaciones.

Alimentación

Los daneses pueden presumir de ofrecer productos sanos, ecológicos y de calidad, incluso, el Gobierno ha fijado para el año 2020 duplicar el monto de tierra cultivadas de forma orgánica y expandir la agricultura ecológica y sin uso de químicos. En cada esquina hay un restaurante vegano y en todos los lugaresobran opciones healthy.

  ✔ El alfabeto danés tiene 29 letras, 26 del alfabeto latín y tres letras adicionales: æ, ø y å.

  ✔ El idioma oficial es el danés pero sus habitantes dominan el inglés.

✔ Los daneses llegaron a controlar Noruega, Suecia y partes de Alemania y el Reino Unido.

✔ Dinamarca y Noruega llegaron a formar un solo reino hasta 1814.

  ✔ Alrededor de 4,4 millones de turistas.

Turismo en Copenhague

No es coincidencia que Copenhague signifique “muelle”, la capital de Dinamarca se divide en canales y muelles que separan una ciudad llena de encanto para los turistas

Canal de Nyhavn (Puerto nuevo)

Típica foto postal de Copenhague, el canal se caracteriza por sus casas coloridas del estilo holandés, veleros amarrados y terrazas llenas de turistas. El canal se construyó  para unir el puerto con la ciudad, caracterizado por lo marinero y la vida alegre de aquella época.

Tivoli

Los Jardines de Tivoli, una maravilla para grandes y chicos, vale la pena verlo tanto de día como de noche, para apreciar los colores vivo de sus parques y luego la increíble iluminación de sus calles y atracciones para todas las edades.

Este lugar único dentro de la capital danesa presume ser uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo desde el año 1843 y actualmente es el tercero más visitado de Europa con cuatro millones de turistas al año.

El nombre de Tivoli proviene de una ciudad italiana del mismo nombre, donde existió uno de los jardines más bellos del Renacimiento. Incluso, se dice que Walt Disney se inspiró en este parque para construir Disneyland.

El parque tiene diferentes atracciones como montañas rusas, trenes, además de tener un programa de actividades variado con exposiciones, conciertos y espectáculos para todas las edades.

Christiania

Es una autoproclamada Ciudad Independiente fundada por los hippies en los años sesenta, aunque se encuentra dentro de Copenhague tiene características que la hacen única:

  • Diferentes estructuras y colores.
  • Es conocida como “el distrito verde” por el consumo y cultivo de diferentes tipos de drogas blandas (entras y ves un mini mercadillo).
  • Está prohibido hacer fotografías.
  • No está permitida la circulación de vehículos de motor.
  • 70% de los habitantes de Copenhague aprueba y defiende su existencia.
  • Posee alrededor de 900 residentes.
  • Imperdible en cualquier visita

Copenhague street food

Dentro de un antiguo almacén en la zona de Papirøen y con una impresionante vista al puerto, se encuentra una zona dedicada a la comida callejera de todo el mundo que alberga más de 4 puestos de comida internacional.

Platos tradicionales cubanos, Fish & Chips, bocadillos de todos los tipos, pollo asado, pizza cocida en auténticos hornos de leña, sopas, salchichas y embutidos artesanales y por supuesto perritos calientes, patatas fritas, carne asada o tacos y fajitas, todos respetando criterios de calidad y una buena relación calidad-precio.

Además de comer, se realizan eventos como conciertos de jazz y música en vivo para amenizar la jornada.

¿La mejor opción? alquilar una silla y sentarse a pasar la tarde comiendo y viendo al puerto y barcos pasar.

Legoland

Los famosos bloques de colores se crearon en Dinamarca, por eso no es para sorprenderse sus grandes y creativas tiendas temáticas. Además, a pocos minutos del centro de la ciudad se encuentra Legoland, un parque lleno de atracciones y reconstrucciones realizadas con figuras Lego, para las cuales han ido necesarios 60 millones de ladrillitos.

Finalmente está la famosa estatua de la Sirenita posada frente al muelle de Copenhague, la cual ha sido declarada Monumento Nacional.

Sin duda alguna Copenhague es un destino que no dejará decepcionado a nadie.

Y si te gustan los viaje, no dejes de leer nuestro artículo “Roma, a cuerdos y locos doma”

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn