Seleccionar página

Me gustan las historias de vida que inspiran, leer cómo ciertas personas han vencido lo obstáculos y conseguido sus sueños, y lo más importante, la enseñanza que me dejan a lo demás.

Sí es cierto que vivimos en un mundo en el cual cada quien tiene su propia historia de vida, dificultades, ventajas y situaciones personales, pero podemos tomar modelos de éxito en los cuales basar ciertas facetas de nuestra vida: trabajo, familia y en este caso, la emigración.

Repito, no todos somos iguales, no todos tenemos ni podemos comparar los recursos y apoyo de cada uno al tomar la decisión de emigrar, pero hay algo en común que podemos sentir antes, durante y después: una marea de sentimientos de miedo, emoción, sensación de estar perdido y pare de contar. No está mal, es parte del proceso y la importancia es de cómo se aprenden a canalizar y de qué forma podemos hacer que sean un empuje hacia el éxito.

La siguiente historia es probablemente una de mis favoritas y plasma cómo se puede recomenzar desde cero:

Ismael Cala

Cubano con título universitario en Historia del Arte y certificado de locutor de radio y televisión, Ismael Cala logró posicionarse en los medios audiovisuales de su país, podría decirse que un sueño hecho realidad.

“Me veía como un explorador, y preveía rutas para hallar mi lugar, misión y propósito. Un amigo de la adolescencia me acusaba de “inestable”, porque siempre estaba cuestionándolo todo. A los 25 años, nada me parecía estático o eterno. Cuando me lo dijo, me molesté bastante. En ese momento la percepción y el juicio de otros pesaban demasiado en mi propia identidad. Más allá de la molestia, algo en mi interior me decía: “Tu camino sigue, y avanzas”. No me sentía deambulando sin rumbo. Tenía confianza en el futuro, aunque no sabía exactamente cómo se desenvolverían los acontecimientos. Así, busqué dar el salto de Santiago de Cuba a La Habana. Los cubanos saben que esta migración no es nada fácil”

Comenzar de cero

Ya establecido en La Habana, Cala con 28 años, se presentó la oportunidad de viajar a Canadá como maestro de ceremonias del pabellón cubano en el festival multicultural de Caravan durante once días ¡esta sería su oportunidad de recomenzar!

Al llegar a Canadá decidió quedarse, acudió donde el dueño de un restaurante dominicano quien le explicó todo el proceso para establecerse en Toronto e incluso pagó su primer mes de alquiler en una pequeña habitación.

Con poco dinero, sin hablar inglés, una cámara y maleta prestadas, a Cala no le importo dejar atrás todo lo alcanzado en su país, decidió comenzar desde cero y se arriesgo por una mejor calidad de vida que le permitiera un mejor desarrollo personal y profesional.

“Las dudas nos llenan de voces caóticas que inmovilizan o llaman a la acción para prepararnos mejor. Sé que suena muy esotérico, pero el gran milagro que podemos esperar de Dios es que nos cobije en su esencia, para desterrar la duda que nos limita el crecimiento y los sueños”

Trabajar en sectores ajenos a su profesión fue la manera de recomenzar como inmigrante, pasar de ser reconocido en Cuba por ejercer en lo medios de comunicación a trabajar como mesonero en un bar dominicano y pedir ayuda económica lo denomina como una experiencia necesaria de humildad y superación personal «no cambiaría ningún evento de su vida de la manera en que sucedieron, porque sino no sería la persona que soy hoy».

Señala que no se debe ser esclavo del pasado por lo que se era antes de emigrar, se debe mantener el norte y lo objetivos pero a la vez evolucionar con tu entorno y enfocarse en la metas.

[Te interesará: Salir del país ¿Debo emigrar? ]

En esta situación hay dos posibilidades: parar y lamentarse de la “mala suerte” o seguir.  A pesar de su situación, Ismael nunca paró, durante nueve meses durmió cuatro horas, iba a la escuela de inmigrantes por la mañana y trabajaba de mesero por la tardes para lograr entrar a estudiar comunicación social y producción de televisión.

“Nunca imaginé cómo podría ser el camino de alguien sin recursos financieros, sin respaldo de familiares o conocidos. Solo me quedaba Dios, la fe en el universo y en mí mismo, para convertirme en un vehículo productivo de amor. Así dejé de pensar en el cómo, lo quité de mi lista, pero mantuve las cosas que podían acercarme a ese destino. Dejé el cómo y el cuándo en manos del universo, y así las cosas llegaron como por arte de magia. Detrás de cada triunfo vivido, hay miles de pequeños milagros”

Dedicación, constancia y paciencia hicieron que en el año 2002 se graduara en Seneca College, Canadá, con postgrado en “Broadcasting & TV”. Reconectarse con un viejo amigo le dio la oportunidad de entrar a la cadena internacional CNN en Español y su primera cobertura destacada fue la visita de Juan Pablo en el año 2002 en Toronto.

El resto es historia, varios programas exitosos, decena de entrevistados como Evo Morales, Rafael Correa, Michelle Bachelet,Larry King, Alejandro Sanz, Laura Pausini, Thalía,Juanes, Álvaro Uribe, Olga Tañón, Jennifer López, Raphael, Alicia Machado, Boris Izaguirre, Carolina Herrera, Oscar D’ León, Belinda, Daddy Yankee, John C. Maxwell, Miguel Bosé; además de libros publicados y conferencias internacionales de crecimiento personal, posiciona a Ismael Cala como un pilar fundamental en la comunicación.

«En la mente vamos creando un mundo ideal para vivir, el umbral de lo que merecemos, o creemos merecer, que depende de cuán grandes son nuestros sueños y qué tan fuertes nos sentimos para conquistarlos. Cada persona tiene potencial para convertirse en líder de su ruta»

La historia de Cala muestra la importancia de desprenderse y de creer en el potencial de uno mismo, mientrase tenga dedicación y verdadera preparación, poco a poco se logra todo, no de la noche a la mañana, pero lo buena llega con el tiempo.

[Te interesará: Acerca de Ismael Cala ]

 

Citas obtenidas del Libro El Poder de Escuchar. Autor Ismael Cala. Año 2013

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn